Después de Zipi y Zape y el Club de la Canica y de Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo, la compañía Zeta Cinema continúa con su vocación de trasladar al cine a los grandes clásicos del cómic español. Ahora llega el turno de Anacleto, agente secreto, uno de los personajes más divertidos de los tebeos de décadas pasadas.

Anacleto, agente secretoEl genial dibujante y guionista Manuel Vázquez creó al personaje de Anacleto en 1964, para reírse de las por entonces famosas películas de agentes secretos. Al contrario que el popular James Bond, agente 007, Anacleto era un tipo más bien torpe, incompetente, que solía terminar sus misiones perseguido por un tiburón o perdido en el desierto del Gobi.

Anacleto, agente secretoAhora, el cine ha renovado por completo la imagen del héroe para contarnos su historia. Bueno, más bien la de su hijo. Porque la película de Anacleto, agente secreto, la protagoniza el joven Quim Gutiérrez en el papel de Adolfo, un guardia de seguridad sin demasiadas ambiciones.

Adolfo empieza a tener problemas con su novia. Pero los males nunca le vienen solos y pronto se da cuenta de que le están persiguiendo unos peligrosos criminales. Pero ¿por qué a él? Todo se aclarará (o comenzará a complicarse más) cuando Adolfo descubra que su padre tiene una identidad secreta: la de Anacleto, agente secreto.

El popular Imanol Arias se encarga de dar vida al célebre personaje del cómic, mientras que en la película también intervienen otros populares humoristas, como Berto Romero o Carlos Areces. Para los que ya sois un poco más mayores y disfrutáis con las comedias de acción, ya sabéis: Anacleto, agente secreto. Nunca falla.