Para celebrar el próximo carnaval, te ofrecemos la posibilidad de dejar asombrados a propios y extraños con un disfraz tan original como sencillo de hacer. Lo puedes diseñar en tu propia casa con la ayuda de papá o mamá y utilizando materiales muy sencillos. Sigue estos siete pasos que te explicamos y ya verás cómo triunfas.

Material que necesitas para hacer tu disfraz

  • Disfraz de naipeCartón
  • Cartulina blanca, roja y negra
  • Tijeras y cúter
  • Lápiz
  • Cola blanca y pincel
  • Alambre
  • Goma elástica

Tu disfraz en siete sencillos pasos

Paso 1

Corta sobre cartón cuatro piezas de 38 x 52 cm.

Disfraz de naipe
Disfraz de naipe
 Paso 2

Para sujetar los naipes a tu cuerpo, pasa cuatro trozos de alambre fino por cada una de las piezas, como muestra la ilustración, formando unas arandelas con el alambre.

Paso 3

Corta cuatro piezas de las mismas medidas en cartulina blanca y pégalas con cola blanca sobre los cartones.

Disfraz de naipe
Disfraz de naipe
Paso 4

Dibuja las figuras y los números que tú elijas sobre cartulina negra o roja, según te guste más.

Paso 5

Utiliza como plantilla la primera figura que recortes para hacer las siguientes.

Disfraz de naipe
Disfraz de naipe
Paso 6

Antes de pegar los distintos elementos sobre la cartulina, colócalos sobre ella y dibuja el contorno con un lápiz fino. Cuando tengas clara la posición, pégalos con cola blanca.

Paso 7

Finalmente, une las cartas con cinta o goma elástica utilizando las arandelas.

Disfraz de naipe

¿Has visto qué magnífico resultado? ¡Estás impresionante con tu disfraz de naipe! Ahora ya está más que listo para salir a disfrutar del carnaval.

Diseña tus propios disfraces

Sirenas y murciélagos, caballeros con espada y dragones con muchos dientes. Además de personajes reales o fantásticos, también tienes la opción de transformarte en un rascacielos o en un naipe. Solo necesitas seguir las instrucciones, explicadas paso a paso en este fantástico libro: Crea tus disfraces.

Y lo mejor de todo: ¡podrás hacerlo en familia! Serás desde un buzo con casco incluido hasta un príncipe encantado (es decir, antes de que le den el beso… ¿lo pillas?). Y cuando llegue el día señalado, dejarás a tus colegas con los ojos como platos.

Aprenderás a reciclar materiales y a trabajar en equipo. Da rienda suelta a tu creatividad… ¡y disfrutarás de principio a fin con cada proyecto!