Estos días no estamos fijando con especial atención al mundo del cómic. A muchos buenos lectores de libros nos gusta combinar las novelas con las viñetas. En el universo del cómic existen personajes irrebatibles: desde grandes héroes como Superman y Batman a figuras tan divertidas como Mortadelo o Astérix. Precisamente, el pequeño galo se ha asomado hasta la redacción de Tu Círculo para darnos algunos consejos para hacer cómics. ¿Listo? Pues… crea tu propio cómic con Astérix.

Astérix
1. ¡Hola, amigos de Tu Círculo! Aprovechando que los romanos me han dejado tranquilo, quería compartir con vosotros un secreto: crear un cómic es casi tan divertido como leerlo. Os voy a enseñar lo fundamental que tiene que tener un cómic para que sepáis cómo hacerlo. 
2. Lo primero que tenemos que hacer es inventarnos un personaje: puedes ser un tipo gracioso, una princesa preciosa, un héroe muy fuerte… Mira, como mi amigo Obélix. 
Astérix
3. Después, tenemos que idear una historia. Empieza por algo corto, que se pueda explicar en una sola página, en cuatro, cinco o seis escenas. 
Astérix
4. Ahora llegamos a un momento importante: toma un papel y divídelo en viñetas. Las viñetas son cuadros en cuyo interior dibujaremos las distintas escenas de nuestra historia. Podemos hacer todas las viñetas del mismo tamaño o también que su dimensión varíe según la importancia de lo que tengamos que dibujar en cada una de ellas. 
Astérix
Astérix
5. Lo que hablan los personajes del cómic tiene que ir expresado dentro de un globo blanco que llamamos «bocadillo», aunque en realidad no tenga nada que ver con el bocata que te comes a la hora del patio.
Astérix
6. Tampoco pueden faltar en nuestro cómic las indispensables onomatopeyas: esas palabras que imitan un sonido o un ruido, tipo «Boom», «Riiiiiing», «¡Crash!»… 
Astérix
Astérix
7. Trabaja con detalle cada viñeta. No se trata de hacerlo todo deprisa y corriendo. Es muy importante que todas y cada una de las viñetas de tu cómic estén bien dibujadas, coloreadas, perfiladas con un rotulador negro, y con los fondos bien cuidados.
8. Intenta dejar algo buena para la viñeta final: una sorpresa, una broma divertida, una revelación inesperada… Esto le dejará mejor sabor de boca al lector de tu cómic y se quedará con ganas de leer próximas entregas. Ah, y por supuesto no se te vaya a olvidar poner el mágico «FIN».
Astérix

Bueno, amigos y amigas: yo creo que con estos sencillos consejos, cualquiera que se anime ya puede crear su primer cómic. Seguro que si lo haces, te divertirás tanto que enseguida querrás seguir y hacer tu propia colección.

Astérix te espera en Círculo

AstérixSi quieres inspirarte mejor para hacer tu cómic o simplemente buscas pasar un rato realmente divertido, recuerda que en Círculo puedes encontrar lo mejor de Astérix. Por un lado, cuentas con La Gran Colección de Astérix, una reedición de sus grandes clásicos que aparecen ahora en formato gigante para que puedas rodar de la risa con las simpáticas aventuras del galo y sus amigos. Por otro, también puedes conseguir la más reciente de sus aventuras en un cómic tronchante: Astérix y los Pictos. ¡No pierdas la oportunidad de aficionarte a los cómics con este sensacional personaje!