Ed y Tor siguen jugando a los enigmas. Ed está entusiasmado con uno nuevo que sabe y quiere desafiar a todos los socios de Tu Círculo para ver si alguno es capaz de resolverlo. ¿Lo intentamos?

Ed nos explica que el director de una prisión iba a celebrar que llevaba 25 años en el cargo. Se llamaba don Pedro Cerrojo. A don Pedro no se le ocurrió nada mejor que anunciar lo siguiente: «En una caja voy a meter 10 bolas: 9 de color negro y 1 de color blanco. Cada día de esta semana, llamaré a un prisionero que, sin mirar, podrá extraer de la caja una bola. Si alguno consigue sacar la bola de color blanco, quedará en libertad inmediatamente».

Enigma del prisioneroPor supuesto, entre los prisioneros se armó un enorme revuelo. Pero cuando empezaron con el juego, la decepción fue enorme. Ninguno de los que lo intentaban lograba dar con la dichosa bola blanca. El último en probar fortuna era un astuto ladrón conocido con el nombre de Spion Kid. A Spion había algo que le daba mala espina. Después de mucho pensar, comenzó a sospechar que el director de la prisión les estaba engañando y que todas las bolas de la caja eran en realidad de color negro. Por eso nunca ganaba nadie. A pesar de ello, se le ocurrió una manera para conseguir ganar el juego.

¿Cómo consiguió Spion Kid ganar el juego y quedar en libertad?
A Spion Kid se le ocurrió sacar una bola y guardársela en el bolsillo sin que nadie pudiera verla. «Es la blanca», afirmó muy contento. «A ver, enséñala», le exigió el director. «No hace falta. Si mira en la caja verá que todas las que quedan son de color negro», respondió Spion Kid.