Durante miles de años, los pueblos de todas las culturas han relatado historias para explicar el mundo que les rodea. A estas historias, las llamamos mitos. Los mitos no describen hechos reales sino creencias de pueblos antiguos. En muchos mitos aparecen los dioses que estos pueblos adoraban. En otros, terribles monstruos que causaban el terror más profundo. Hoy vamos a conocer uno de estos mitos: Teseo y el Minotauro.

Teseo y el minotauroNos trasladamos con la imaginación hasta la Grecia Clásica. En la isla de Creta, el rey Minos ocultaba en un laberinto a una terrible criatura con cabeza de toro, a la que se conocía con el nombre de Minotauro. Cada nueve años, ordenaba que Atenas enviara a 14 jóvenes que sirvieran para alimentar al monstruo.

A pesar de que nadie había salido jamás vivo del laberinto, un día se presentó Teseo, el valiente hijo del rey de Atenas, dispuesto a terminar con el monstruoso Minotauro. Ariadna, la hija del rey de Creta, quedó inmediatamente enamorada de Teseo y le ofreció su ayuda si prometía casarse con ella.

Ariadna le dio a Teseo una madeja de hilo mágico. El valiente muchacho ató un extremo a la entrada y comenzó a desenrollar conforme avanzaba. Dentro del laberinto, se enfrentó al Minotauro y acabó con él. Después, siguió el hilo hasta la salida.

Teseo y el minotauro¿No es una historia magnífica? Pues otras igual de apasionantes las puedes encontrar en el libro Mitos en 30 segundos, donde se recopilan 30 mitos del mundo, maravillosos y mágicos, relatados en medio minuto. Héroes, gigantes, dioses, monstruos y seres mágicos se reúnen aquí en relatos simplificados e ilustrados. Mitos en 30 segundos pertenece a la colección 30 segundos, una propuesta indispensable para mentes sagaces y curiosas con la que leer, aprender y descubrir sobre todas las cosas que nos rodean.