El origen de Halloween. Vaya un misterio, ¿verdad? Todos sabemos qué es Halloween. Y a todos nos encanta disfrazarnos. Pero ¿por qué hay que disfrazarse en Halloween? ¿De dónde procede esta fiesta?

El otro día estaba preparando nuestros disfraces con Ed, cuando se me ocurrió preguntarle si sabía de dónde viene Halloween. «De los americanos. Ellos se inventan todo», me contestó. Yo no me quedé del todo convencido. La verdad es que me puse a investigar entre los libros de nuestra gran biblioteca y descubrí cosas muy curiosas sobre la fiesta de Halloween. ¿Quieres que te las cuente?

Los disfraces espantan a los espíritus

La historia de Halloween se remonta nada menos que a la Edad de Hierro, hace la torta de tiempo. En aquella época, buena parte de Europa estaba habitada por unas tribus que se denominaban celtas. Ellos tenían una fiesta de final de verano denominada «Samhain». Creían de verdad que, en esa celebración, la línea que separaba el mundo de los muertos con el de los vivos era tan estrecha que algunos espíritus (buenos y malos) podían presentarse ante nosotros. Y, para espantarlos, surgió la tradición de que la gente se disfrazara.

La versión cristiana

Mucho tiempo después, los cristianos quisieron apropiarse de algún modo de esta festividad convirtiéndola en el Día de Todos los Santos, que se celebra el 1 de noviembre. De hecho, está demostrado que la palabra «Halloween» se empezó a usar en Escocia en el siglo XVI, como una variante de la expresión inglesa «All Hallows’Even», que significa «víspera de todos los santos».

Y el invento llegó a Hollywood

Los irlandeses que viajaron a la conquista del Nuevo Mundo fueron los responsables de llevar la festividad de Halloween a Estados Unidos. De ellos partió, por ejemplo, la tradición de tallar los llamados «jack-o’-lantern» (calabazas huecas que llevan una vela dentro). Poco a poco, los norteamericanos comenzaron a hacer suya la fiesta. Y finalmente fue el cine de Hollywood, gracias sobre todo a las películas de terror, quien terminó por convertir la noche de Halloween en un fenómeno internacional.

La leyenda del «truco o trato»

Además de disfrazarnos, una de las tradiciones más extendidas en la noche de Halloween es la de ir por las casas en busca de chuches gracias al juego del «truco o trato». Yo estaba convencido de que esto sí que se lo habían inventado en EE UU. Pero no. Resulta que su origen está en una leyenda celta que habla de la existencia de un espíritu maligno que recorría las aldeas proponiendo hacer «truco o trato». Todos sabían que era mucho mejor hacer «trato» y darle lo que quisiera, porque de lo contrario el «truco» solía consistir en una horrible maldición.

Bueno, ¿y tú? ¿Ya tienes preparado tu disfraz para Halloween? Déjanos un comentario a continuación y explícanos de qué te vas a disfrazar.