¿Siempre has pensado que los toros bravos son muy agresivos y peligrosos? Pues ahora vas a tener que cambiar de opinión porque llega hasta las pantallas la historia de Ferdinand, un toro de lo más pacífico y divertido.

Ferdinand, el toro pacíficoFerdinand nos cuenta la historia de un toro con un corazón aún más grande que él. Después de que le confundan con una peligrosa bestia, es capturado y apartado de su hogar. Decidido a volver con su familia, se une a un equipo de inadaptados con los que vivirá una gran aventura. Ferdinand nos enseña que no puedes juzgar a un toro por sus cuernos.

El director de la película Río es quien se ha encargado de llevar a la pantalla un popular cuento escrito por Munro Leaf, que quiso transmitir un mensaje de amistad y pacifismo a través de la mirada de un toro bravo que, sin embargo, prefiere oler las flores que ir a combatir en una plaza de toros. El problema es que, por su aspecto, Ferdinad parece un astado realmente fiero. Como él mismo reflexiona, a veces la gente parece que ya solo por tu físico se puede predecir cómo eres. Pero en absoluto es así. Y mucho menos en el caso de Ferdinand.

Ferdinand, el toro pacífico

La película, aunque llega de Hollywood, tiene ambientada su acción en España, de donde se supone que es el toro Ferdinand. Por eso, quizá si te fijas bien, incluso llegas a ver algún monumento o alguna plaza que te resultan familiares. Sea como sea, lo que sí es seguro es que con Ferdinand vas a pasar un rato de película. ¡Disfrútala con la familia en los mejores cines!

Ferdinand, el toro pacífico