Cuando tu aspecto físico no es lo que los demás consideran «normal», puedes encontrarte con muchos problemas. Eso es lo que le ocurre a Khumba, una cebra que no tiene todas las rayas que debería a lo largo de su cuerpo. Ahora puedes descubrir su emocionante historia en cines en una estupenda película para todos los públicos que lleva el nombre de esta singular cebra: Khumba.

La película Khumba nos presenta la historia de esta joven cebra que nació con solo la mitad de rallas que le correspondería. Su propia manada interpretan este hecho insólito como una señal de mala suerte y la expulsan confiando que, de ese modo, termine la dura sequía que afecta a todo su territorio.

Khumba decide entonces formar un sorprendente equipo junto al avestruz Bradley y al ñu Mama V. Los tres animales deciden embarcarse en un épico viaje a través del desierto de Karoo para llegar a una legendaria charca donde, según cuentan los más ancianos, las primeras cebras obtuvieron sus rayas.

Superación y coraje

Khumba, la películaQuizás Khumba solo tenga la mitad de sus rayas, pero posee mucho coraje. Harto de ser diferente, Khumba deja la seguridad del único hogar que ha conocido, decidido a obtener el resto de sus rayas y librar a su manada de la dura sequía que los está amenazando. Es un viaje peligroso pero, con un poco de ayuda de algunos nuevos amigos, aprende a aceptar sus diferencias para crecer en su propia piel (con o sin rayas).

Lo que cuenta es lo que está dentro

Khumba, la películaEn sus aventuras Khumba cuenta con un aliado de excepción: Bradley. Además de ser el rey del sarcasmo, este avestruz de lengua afilada es obstinado e hipersensible, especialmente en todo lo que se refiere a sus plumas. Excesivamente dramático, Bradley siempre busca ser el centro de atención. Al igual que Khumba, durante el peligroso viaje a través del Karoo, Bradley se entera de que lo que realmente cuenta es lo que hay dentro, y no lo que está fuera.

Juega con Khumba

Khumba nos ha preparado un montón de juegos para pasarlo genial en su página web. Si, por ejemplo, eres un gran fan de los laberintos, entra aquí y pásalo en grande intentando llevar a Khumba por un laberinto en el que tendrá que sortear numerosos peligros. ¡Ah, y no te olvides de ir a ver la película!

 

Si quieres disfrutar de más historias de chicos que no son precisamente los más populares del barrio, no puedes perderte la colección Menudos pringaos.