La historia y los personajes que el público conoce y adora cobran vida en La Bella y la Bestia de Disney, una adaptación de acción real del clásico de animación que presenta un reparto extraordinario, entre los que se encuentra Emma Watson, la popular protagonista femenina de la saga de Harry Potter.

Una historia inmortal

La Bella y la BestiaÉrase una vez un apuesto y joven príncipe que vivía en un magnífico castillo. Daba fiestas extravagantes a la que asistían bellas debutantes de todo el mundo atendidas por una cohorte de sirvientes que satisfacían todos sus caprichos. Pero el príncipe se había convertido en un hombre insolente y egoísta. Cuando una anciana mendiga aparece en el castillo buscando refugio contra la tormenta y le ofrece una rosa a cambio, la rechaza con frialdad sin saber que en realidad se trata de una hermosa hechicera. Como castigo por su crueldad, ella echa una maldición al castillo, transformando al Príncipe en una Bestia y a todos sus habitantes en objetos domésticos. Para deshacer el hechizo, debe aprender a amar a los demás y ser digno de su amor antes de que el último pétalo de una rosa encantada caiga… de lo contrario, seguirá siendo una bestia y sus sirvientes seguirán teniendo formas inanimadas, presos en el castillo para toda la eternidad.

Unos años después, en la pequeña localidad de Villeneuve, Bella, una joven inteligente y llena de vida realiza sus tareas diarias, reflexionando sobre la monotonía de su vida provinciana. Bella es muy independiente y bastante introvertida. Vive con su padre, Maurice, un artista solitario, y es una lectora voraz que sueña con aventuras y romance en un mundo que está mucho más allá de los confines de su pueblecito francés. Los habitantes del pueblo no saben qué pensar de ella, porque aunque es virtuosa y amable, Bella es un enigma a pesar de su resplandeciente belleza. Ella rechaza las incesantes insinuaciones de Gastón, un canalla arrogante y grosero que la corteja en una posada rural con su compañero LeFou y tiene a todas las mujeres casaderas de la ciudad comiendo en la palma de la mano. Gastón está enamorado de Bella, pero ella tiene mucho carácter y se muestra insensible a sus encantos.

Cuento con mensaje

La Bella y la BestiaEl cuento clásico de La Bella y la Bestia y su potente mensaje que dice que la belleza está en el interior, se remonta a la Francia del siglo XVIII y se publicó por primera vez como un cuento de hadas titulado La Belle et la Bête, cuya autora fue Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve. Hoy en día, los temas siguen siendo relevantes y la historia sigue cautivando a los cuentacuentos. Como resultado, existe un sinfín de interpretaciones en todos los formatos, pero la película de animación de Disney de 1991 es quizás de las más conocidas.

La Bella y la Bestia es uno de los títulos más preciados de Disney y se estrenó durante la segunda edad de oro del estudio, junto a La Sirenita, El Rey León y Aladdin, entre otras, y fue catalogada inmediatamente como obra maestra del cine. Tan inequívocamente romántica como cómica, La Bella y la Bestia es un cuento inolvidable sobre el amor y la amistad que transporta a los lectores a un mundo de cuentos mágicos donde el bien triunfa sobre el mal.

La Bella y la Bestia fue la primera película de animación en recibir una nominación al Oscar a la mejor película y ganó dos Oscar (mejor banda sonora y mejor canción)

De Hermione a Bella

La Bella y la BestiaDurante la búsqueda de artistas para dar vida a los queridos personajes animados, los realizadores recorrieron los mundos del cine, la televisión, la música y el teatro para encontrar a los intérpretes más adecuados para cada papel. Emma Watson fue la primera en unirse al rodaje para el papel de Bella, la despierta pueblerina que desea vivir aventuras. Durante más de una década, la actriz británica hizo las delicias del público interpretando a la tenaz y perspicaz Hermione Granger, la alumna de Hogwarts en las películas de Harry Potter.

«Me gusta La Bella y la Bestia desde los cuatro años —dice la actriz—. Recuerdo a Bella como una joven luchadora que decía lo que pensaba y tenía ambiciones. Era muy independiente y quería ver mundo. Y tenía una relación con la Bestia en la que estaban a la misma altura. Me parecía una dinámica fantástica y un tipo de relación tremendamente interesante que no había visto nunca en un cuento de hadas.»

Antes de 1991, la mayoría de los personajes femeninos de las películas de animación tenían una actitud pasiva y algo unidimensional, pero Bella rompió el molde. Le interesa la literatura, tiene sus propias opiniones y no se asusta fácilmente. Se convirtió rápidamente en un modelo a seguir para las niñas de todo el mundo y la primera heroína feminista contemporánea en una película de animación.