Antes  de leer, los libros ya entran en nuestras vidas. Con ellos podemos jugar, tocar, descubrir y… ¡aprender! Pero los más peques no deben manipular libros convencionales porque se pueden hacer daño. Ellos necesitan libros blanditos y de esquinas redondeadas, diseñados especialmente para sus manos pequeñitas. Con libros así de chulos hemos preparado una biblioteca muy especial para ellos.

Mi primera bibliotecaMi primera biblioteca es el mejor regalo que puedes hacerle al más peque de la casa. Su primer contacto con los libros debe ser algo divertido, pero también ha de permitirle aprender algunos conceptos básicos.

Mi primera bibliotecaPor ejemplo, en esta biblioteca le van a acompañar cuatro simpáticos animalitos, protagonistas de los cuatro libros blanditos que conforman la obra. Tenemos a un ratón que sabe mucho de formas; a un conejito al que le encantan los colores; a un búho que se sabe todos los números y a un precioso gatito que tiene mucho interés en explicarnos en qué consiste eso de los «contrarios».

Mi primera biblioteca

En fin, cuatro amigos con los que pasarlo en grande, curioseando, descubriendo, repitiendo y comprendiendo lo divertido que resulta tener siempre una buena biblioteca a mano.