Desde Tu Círculo, el club de los jóvenes lectores tenemos el orgullo de presentarte una de las mejores colecciones de los últimos años: Los mejores cuentos ilustrados, una cuidada selección de obras que maravillan tanto por sus historias como por sus fascinantes ilustraciones. Una manera ideal de introducir a los más pequeños en el fascinante mundo de la lectura. Por supuesto, destacamos la colección entre nuestros libros infantiles recomendados.

Los mejores cuentos ilustrados es una recopilación maravillosa de historias de humor, aventuras, misterio… diseñadas para los que ya se lanzan a realizar de forma autónoma sus primeras lecturas y también para aquellos que, además de la letra, sienten un gusto especial por las ilustraciones. Cuentos que te van a sorprender, como Tu alíen, El príncipe ceniciento, Los elefantes nunca saltan o Tengo un oso.

Una ficha con cada cuento

Junto a cada álbum encontrarás una práctica ficha que incluye:

  • Datos biográficos del ilustrador y del autor
  • Orientación sobre la edad del lector
  • Sinopsis de la historia
  • Temas que se abordan en el libro
  • Sugerencias de libros con temas similares y dirigidos a lectores de edades parecidas
  • Propuestas de aspectos sobre los que charlar con tus hijos tras la lectura del libro

Y fabulosos regalos por hacer la colección

Solo por comenzar la colección de Los mejores cuentos ilustrados conseguirás estos regalos para que tú también te inicies en el divertido mundo de la ilustración:

Bloc con caballete

Cincuenta hojas de tamaño DIN A3 con soporte de caballete para que dejes volar tu imaginación.
Regalo-Bloc-Mini

Maletín de madera con colores

Un auténtico pintor debe tener sus pinturas, ¿verdad? El maletín contiene 67 piezas, ceras, rotuladores, lápices de colores, acuarelas, pegamento, goma de borrar, pincel, regla y lápiz.

Water Wow! Animals

Un juego genial para pintar… ¡usando solo agua! Y puedes volver a pintar una y otra vez. Además, aprenderás palabras en inglés.

Estantería de madera y tela

Para ordenar tus libros y tenerlos siempre a mano, una estantería con bolsillos de tela.