¿Te apetece pegarle un susto a alguien? ¿Montar tu propia invasión alienígena? ¿Realizar carreras locas por el pasillo de casa? Cualquiera de estas cosas podras hacerlas con la sencilla manualidad que te proponemos a continuación. Sé bueno y abre la puerta de casa a tus nuevas mascotas: ¡los terroríficos tapones araña!

Cosas que vamos a necesitar

  • Tapones araña1 tapón de plástico
  • Pintura acrílica negra
  • Pincel
  • 2 limpiadores de pipa negros
  • 1 ojo de plástico
  • Pegamento
  • Hilo

Paso 1

Pinta el tapón con pintura acrílica negra. Dale dos capas para que quede uniforme.

Paso 2

Corta los limpiadores de pipa por la mitad. Con un trocito de hilo, átalos uno con otro por el centro. Cada limpiador se convertirá en cuatro patas.

Paso 3

Pégalos en la parte interior del tapón con pegamento. Para hacer presión, ponlos debajo de la pata de una silla y déjalos secar un buen rato.

Paso 4

A los limpiadores que queden con el extremo abierto, ponles una puntita de pegamento, para que no se deshilachen. Dales la forma de patas de araña que más te guste. Finalmente, pega los ojos.