Castañas, mmm, ¡qué ricas! Son deliciosas, pero también nos pueden servir para realizar manualidades sorprendentes. Hoy te enseñamos a hacer dos divertidos proyectos: castañas voladoras y un móvil de castañas.

Castañas voladoras

Hacer castañas voladoras es muy sencillo. Y se pueden convertir en uno de tus juguetes favoritos porque, con ellas, podemos jugar a hacer puntería lanzándolas hacia un árbol, o también podemos jugar a atraparlas entre varios… Las posibilidades son enormes. Pero, antes de jugar, vamos a ver cómo se hacen.

Vamos a necesitar…

  • Cordel
  • Castañas
  • Punzón
  • Papel pinocho
  • Tijeras

Paso 1

Con la ayuda de un adulto, atraviesa de lado a lado el extremo puntiagudo de la castaña con un punzón o un clavo. Corta un pequeño trozo de cordel y pásalo por el agujero.

Paso 2

Corta dos tiras largas de 110 o 120 cm de papel pinocho y dóblalas por la mitad. Ata las tiras a la castaña con la cuerda que has pasado por los dos agujeros.

Paso 3

Solo lanzar las castañas ya es divertido. Escucha el ruido que hacen cuando vuelan y disfruta del movimiento de las colas de colores.

Móvil con castañas

El móvil con castañas exige un poco más de elaboración, pero el resultado es espectacular. Te servirá para decorar tu habitación o para hacer un regalo de cumpleaños original.

Vamos a necesitar…

  • 1 rama
  • 15 castañas
  • Pintura acrílica
  • Cordel de cáñamo
  • Palitos de brocheta
  • Punzón
  • Tijeras gruesas o de podar
  • Pincel

Paso 1

Busca una pequeña rama y córtala de manera que tenga unos 50 cm de largo. Corta cuatro trozos de cordel: uno de 60 cm, dos de 50 cm y otro de 55 cm. Con un punzón, agujerea de lado a lado las castañas.

Paso 2

A continuación, pincha cada una con un palito: así podrás pintarlas sin poner los dedos encima y dejarlas secar tranquilamente. Píntalas con los colores que más te gusten y dales por lo menos dos capas de pintura cada una.

Paso 3

Pasa el cordel por dentro del agujero de las castañas y haz un nudo para que queden sujetas y no se muevan. Con tres o cuatro castañas por cordel será suficiente.

Paso 4

Cuando ya tengas todas las castañas insertadas, ata cada cordel a la rama con un nudo. Colócalos a una cierta distancia entre sí para que queden equilibrados. Para ello coloca en los extremos los cordeles más cortos y en medio, los más largos.

Paso 5

Para finalizar, corta un trozo de cordel de unos 30 cm y átalo a la rama, así podrás colgar tu móvil de castañas donde quieras.