Practicar artes marciales no es tarea fácil. Aunque, en ocasiones, vemos a gente que hace cosas alucinantes por la televisión o en el cine, cualquiera que se haya apuntado a practicar Judo, Karate o cualquier otra arte marcial milenaria, habrá comprobado que son disciplinas muy exigentes.

Llegar a ser un gran karateka, como Jaden Smith en la película The Karate Kid, solo es posible gracias a un duro entrenamiento y a muchas horas de práctica. Por lo general, los inicios en las artes marciales son complicados y muchas veces generan hasta situaciones divertidas. Un ejemplo podemos verlo en este vídeo, realizado con cámara oculta, en el que vemos dar sus primeros pasos a futuras estrellas del karate. ¡Te vas a tronchar de risa!