Cuando se acerca el Día del Padre, siempre nos encontramos con el mismo dilema: ¿qué le podemos regalar? Seguro que a papá no le apetece que te gastes dinero porque siempre preferirá algo exclusivo que le hayas hecho tú que cualquier otra cosa que puedas comprar en una tienda. Por eso, desde Tu Círculo te ofrecemos una idea estupenda que no tiene que costarte ni un céntimo. Haz una original manualidad para el Día del Padre: un pisapapeles de colores.

Antes de nada: ¿qué es un pisapapeles? Por si no lo sabes, te lo explicamos. Se trata de un objeto pesado que se utiliza para evitar que se vuelven o pierdan papeles que hayamos colocado sobre una mesa. Imagina, por ejemplo, que papá tiene acumuladas unas cartas en su escritorio que aún no ha tenido tiempo de leer. ¿Cómo impedir que se caigan o se mezclen con otros papeles? ¡Con tu pisapapeles! Exclusivo, único y firmado con tu nombre.

Pisapapeles de colores

Cosas que vamos a necesitar

  • Piedras planas
  • Rotulador negro de punta fina indeleble
  • Pintura acrílica
  • Pincel

Tu pisapapeles en 6 sencillos pasos

Paso 1

Busca una serie de piedras planas que te parezcan bonitas, de distintas formas, colores y tamaños. Límpialas con agua y déjalas secar.

Paso 2

Una vez estén secas, escoge un color y píntalas con los motivos que más te gusten.

Paso 3

Decora primero una de las caras para poder apoyar la piedra sobre el suelo. Una vez seca la primera cara, decora la contraria.

Paso 4

Si lo prefieres, para que los colores queden más brillantes, puedes darles una segunda capa de pintura.

Paso 5

Cuando la pintura se haya secado, decora las partes sin pintar de las piedras con un rotulador negro de punta fina indeleble.

Paso 6

Una vez terminada tu obra, no te olvides de firmarla con tu nombre.

¿Qué te parece el resultado? Es un regalo muy chulo, ¿verdad? Seguro que a papá le encanta.