Hace unos días, un grupo de arqueólogos encontraron un fósil que reveló que el hombre más antiguo vivía en la Tierra hace 2,8 millones de años, unos 500.000 años antes de lo que se creía. Esto tiene su importancia, ya que pone de manifiesto que la evolución del hombre fue algo más lenta de lo que inicialmente se pensaba. ¿Y por qué? Pues porque el hombre primitivo era… ¡bastante primitivo! Un simpático corto de dibujos animados nos lo explica de una forma muy original.

Este cortometraje de dibujos animados se titula Inventos de la historia y se trata de una producción de Mapo Proyectos realizada por Marcelo Poledri. Como ya te podrás imaginar, no se trata de una historia que tenga una base científica. Es una comedia de ficción que lo que pretende es que pasemos un buen rato, al tiempo que nos demuestra eso: que los hombres primitivos eran muy primitivos.