¡Qué nervios! ¡Qué nervios! Tenemos a los Reyes Magos a la vuelta de la esquina. Ellos son los grandes protagonistas de la noche más mágica del año. Bueno, ellos y sus valientes camellos, que los han traído nada menos que desde Oriente. Y eso es un viaje… ¡impresionante! Por eso, en estos momentos de nervios y preparativos, resulta muy importante acordarse de los camellos de los Reyes Magos y prepararles un pequeño almuerzo para que puedan reponer fuerzas.

Menú para camellosTodavía hay quien nos pregunta cómo es posible que los Reyes Magos entren en las casas con los camellos. ¡Pura magia! Esa es la única respuesta que existe. Y la verdadera. Si no, que se lo digan a Tor, que hace un año, se despertó a medianoche y aseguró ver claramente la sombra de un camello pasando por el pasillo de su casa. Sí, sí, así es.

Como te decíamos antes, los camellos de los Reyes Magos recorren muchos miles de kilómetros. Y, además, lo hacen cargados de juguetes. Por eso, se merecen un pequeño bocado cuando pasen por tu casa para dejar tus regalos, ¿no crees? Este es el menú que te aconsejamos.

Menú para camellos reales

  • 3 zanahorias peleadas y crudas
  • 3 trozos de pan duro
  • Media manzana sin pelar cortada en tres trozos
  • 3 hojas de lechuga
  • Recipiente con agua

Coloca todos estos alimentos cerca de la puerta para que los camellos lo encuentren nada más llegar y puedan «repostar» mientras los Reyes Magos dejan los regalos. Ah, y si puedes dejar un trocito de turrón en un plato de postre, mejor. Parece ser que el camello de Baltasar es un poquito goloso.