Hoy vamos a cocinar. Pero olvídate de sopas, verduras y platos con poca imaginación. Hoy la fruta toma la cocina. Y con ella vamos a conseguir uno de los platos más terroríficos que jamás hayas imaginado. Sí, porque… ¿tú habías oído hablar alguna vez del monstruo de la fruta? ¿No? ¡Pues enseguida te lo presentamos! Y, vaya por adelantado: está tan bueno que asusta. ¡¡Uuuhhh!!

Para sorprender a toda la familia con un postre sano y saludable, nada mejor que echar mano de una buena cantidad de fruta y crear con ella al famoso y al inigualable… ¡monstruo de la fruta! Te enseñamos a hacerlo en unos sencillos pasos.

Cosas que vamos a necesitar:

  • El monstruo de la frutaSandía
  • Melón
  • Melocotón
  • Plátano
  • Fresas
  • Frambuesas
  • Naranja
  • Kiwi
  • Arándanos
  • Grosellas
  • Lima
  • Palitos de madera para pinchos
  • Cuchillo sin punta
  • Vaciador de melón
  • Rotulador negro

Crea al monstruo de la fruta en 4 sencillos pasos: 

Paso 1

Para empezar, limpia bien la sandía por fuera y, con el rotulador negro, dibuja una boca monstruosa en forma de estrella. 
El monstruo de la fruta
El monstruo de la fruta

Paso 2

Ahora pídele a mamá o papá que te ayude a cortar la boca sin romper el resto de la corteza. Retira toda la pulpa que puedas con un vaciador de melón. 

Paso 3

Pela el resto de las frutas. Si son muy grandes, córtalas a dados. Mézclalo todo, pero guarda algún trozo suelto para fabricar las antenas. Ahora, rellena la sandía con tu supermacedonia. 
El monstruo de la fruta
El monstruo de la fruta

Paso 4

Crea las antenas clavando rodajas de fruta en un pincho. Puedes inspirarte en el monstruo de la imagen. Si le añades unos ojos hechos de plátano y arándanos, y un flequillo de grosellas rojas te quedará… ¡monstruoso!

¿Lo has conseguido? ¡Ay, ay, qué miedo me da! En cuanto empiece a comer… ¡sé que no podré parar! ¡Ñam, ñam y requeteñam!