Si os explicamos recetas para niños es para que, ahora en verano, entréis de vez en cuando en la cocina a preparar la comida o la cena con vuestros padres. Estamos de acuerdo en que la cocina NO es un lugar para jugar. Pero si uno quiere preparar un plato como el que os proponemos hoy, que no precisa de fuego ninguno, puede hacerlo completamente tranquilo. Y la verdad es que esta ensalada floreada os va a resultar de lo más divertida de hacer.

Ensalada floreadaSeguro que a más de uno, su madre lleva todo el verano persiguiéndole con esto de «niño, cómete la ensalada que es muy sano». Aún no hay un estudio claro que haya revelado por qué razón a las madres les gustan tanto las ensaladas. Pero mientras no se resuelva el enigma, lo mejor será seguir ese consejo que dice: «si no puedes con tu enemigo, únete a él». ¿Y cómo podemos hacerlo? Pues creando nuestra propia ensalada: un plato de lo más divertido al que hemos bautizado con el nombre de ensalada floreada. Cumple con las tres «S» que debe cumplir todo plato que se precie: es Sano, Sabroso y Súper divertido de preparar.

Cosas que vamos a necesitar:

  • Una bolsa de lechugas variadas
  • Atún en conserva
  • Tomatitos cherry
  • Aceitunas sin hueso
  • Minimazorcas de maíz
  • Queso cortado en tiras
  • Aceite
  • Vinagre o zumo de limón
  • Leche o nata líquida
  • Sal
  • Una ensaladera
  • Un cuchillo
  • Una cuchara
  • Un tenedor
  • Una tabla de cortar
  • Un fresco con tapa
  • Papel de cocina

Crea una ensalada floreada en cuatro pasos:

Paso 1

Vuelca el contenido de la bolsa de lechugas en la ensaladera, y si algún trozo es buy grande, rómpelo con las manos. Escurre el aceite de la lata de atún y desmenúzalo con el tenedor.

Paso 2

Lava los tomatitos, sécalos con papel de cocina y córtalos por la mitad. Ponlos sobre el plato como si fueran los pétalos de la flor. Coloca encima el atún, y las mazorquitas de maíz. Coloca también la lechuga como en la foto.

Paso 3

Para acabar, añade las aceitunas, enteras o cortadas en aritos, ¡como más te guste! y las tiras de queso como si fueran los tallos.

Paso 4

Para el aliño, pon en el frasco ocho cucharadas de aceite, dos de vinagre o zumo de limón y una cucharada de leche o nata. Añade un pellizco de sal, ciérralo y agítalo con fuerza. La mezcla queda cremosita porque el aliño habrá emulsionado. El que te sobre guárdalo en la nevera para preparar otra ensalada al día siguiente.

Ya verás cómo vas a dejar de impresionada a mamá porque esta ensalada floreada es una maravilla. Qué fresquita está, ¿verdad?