Antes o después, todos hemos oído hablar alguna vez de las brujas. Las hemos visto en los cuentos, en la tele y en un montón de películas. Pero ¿y en la vida real? ¿Crees que existen las brujas de verdad? En el Club hemos recibido un testimonio exclusivo y sorprendente. Su autor afirma que las brujas de verdad existen y nos explica muchas cosas sobre ellas. Dicho testimonio lo reproducimos tal y como nos ha llegado a continuación:

Las brujasEn los cuentos de hadas, las brujas llevan siempre unos sombreros negros ridículos y capas negras, y van montadas en el palo de una escoba. Pero éste no es un cuento de hadas. Éste trata de brujas de verdad.

Lo más importante que debes aprender sobre las brujas de verdad es lo siguiente. Escucha con mucho cuidado. No olvides nunca lo que viene a continuación.

Las brujas de verdad visten ropa normal y tienen un aspecto muy parecido al de las mujeres normales. Viven en casas normales y tienen trabajos normales. Por eso son tan difíciles de atrapar.

Una bruja de verdad odia a los niños con un odio candente e hirviente, más hirviente y candente que ningún odio que te puedas imaginar.

Una bruja de verdad se pasa todo el tiempo tramando planes para deshacerse de los niños de su territorio. Su pasión es eliminarlos, uno por uno. Es la única cosa en la que piensa durante todo el día. Aunque esté trabajando de cajera en un supermercado, o escribiendo cartas a máquina para un hombre de negocios, o conduciendo un coche de lujo (y puede hacer cualquiera de estas cosas), su mente estará siempre tramando y maquinando, bullendo y rebullendo, silbando y zumbando, llena de sanguinarias ideas criminales.

«¿A qué niño se dice a sí misma durante todo el día , a qué niño escogeré para mi próximo golpe?»

Una bruja de verdad disfruta tanto eliminando a un niño como tú comiéndote un plato de fresas con nata. Cuenta con eliminar a un niño por semana. Si no lo consigue, se pone de mal humor.

«Un niño por semana hacen cincuenta y dos al año. Espachúrralos, machácalos y hazlos desaparecer».

Ése es el lema de todas las brujas.

Las brujas de Dahl

Este texto sirve de apertura a Las brujas, una excelente obra de Roald Dahl, autor de otras historias tan conocidas como Charlie y la fábrica de chocolate. En esta ocasión, el autor nos desvela cómo el protagonista del relato y su singular abuela tratan de arruinar los planes de las brujas, quienes en su Congreso Anual han decidido aniquilar a todos los niños por medio de su ratonizador mágico.

Con su peculiar sentido del humor, Roald Dahl te presenta una narración muy divertida. Ahora puedes disfrutar de ella en una cuidada edición ilustrada, que además incluye un vaso térmico de regalo.