Tras su paso por los festivales de Donostia, Sevilla y Logroño, el próximo 3 de febrero llega a los cines la película de animación infantil Teresa y Tim. La magia de la amistad. Eso será solo un día antes de la celebración de la gala de los Premios Goya 2017, a los que la cinta ha sido nominada como Mejor Película de Animación.

Teresa y Tim es la historia de un duende aventurero y una niña divertida e inquieta, que no creen encajar del todo en sus correspondientes mundos. Pronto se sentirán identificados el uno con el otro, creando así un fuerte vínculo entre los dos que los hará inseparables. Es la magia de la amistad. Pero no todo será fácil para ellos, a la codicia de un malvado feriante que querrá hacerse con Tim a toda costa, se unirá una terrible amenaza sobre el duende, si no vuelve pronto a su mundo. Teresa y Tim deben separarse.

Teresa y Tim son los protagonistas de esta historia de aventuras en la que destaca un lenguaje fresco, divertido y actual, así como una banda sonora con un tema central muy pegadizo, que ha sido creada por el compositor vasco Joseba Beristain.

Dirigida por la polifacética Agurtzane Intxaurraga (autora de la colección homónima), la película, tal y como coinciden sus autores, es claramente infantil, pero tiene un claro mensaje a los padres. Sin duda, una película para ver en familia y en la que Intxaurraga se estrenaba como directora de una película de animación, transmitiendo una gran pasión por su trabajo y parte de su experiencia personal. «Creo que en todos los proyectos que uno hace, siempre se aporta mucho de uno mismo. A mí al menos me resulta imposible tomar distancia con los proyectos. Necesito emocionarme con ellos para poder transmitir luego esa misma pasión».

Teresa y Tim

Teresa y Tim es la historia de dos personajes, una niña de 6 años y un duende que, a pesar de venir de diferentes mundos, descubrirán el valor de la verdadera amistad y todo lo que ella implica, a través de una divertida aventura en la que no faltará la alegría, el suspense, y un final repleto de emociones.

Teresa y Tim