En estos días, además del día del libro, vamos a celebrar la festividad de San Jorge (23 de abril). Sí, ya sabes, sobre la leyenda de ese valiente caballero que acudió al rescate de una princesa que había sido entregada a las garras de un malvado dragón. Por ese motivo, en Tu Círculo, hemos pensado que es un buen momento para saber qué tipo de princesa eres tú. Lo puedes averiguar gracias a este divertido test.

test princesa1. Si te dicen que, para salvar a tu reino, tienes que ser devorada por un dragón…

a) Aceptas encantada porque estás segura de que algún valiente caballero te salvará del dragón.
b) ¿Y si no viene? Por si las moscas, prefieres cambiar de reino.
c) Pongo como excusa un dolorcillo de estómago y me encierro en mi habitación.

2. Imagina que te encuentras con una anciana y que, como en el cuento de Blancanieves, te ofrece una manzana. 

a) Me la como. Si estuviera encantada y me quedara dormida, seguro que vendría un príncipe a rescatarme.
b) No me fío. ¿Y si en lugar del príncipe me despierta un ogro feo y apestoso?
c) Es que las manzanas no me dicen nada. ¿No podría ser un helado de chocolate?

3. Como una buena Cenicienta, acudes al baile del príncipe. Pero justo cuando van a dar las doce de la noche, tienes que salir corriendo. Por las escaleras, pierdes uno de tus zapatos de cristal.

a) Lo dejas. Sabes que el príncipe terminará por localizarte.
b) Pero… ¿y si el zapato le vale a otra chica y se casa con ella? Mejor vuelvo y me lo llevo.
c) Prefiero perderlo de vista para siempre. ¡Estos zapatos de cristal me estaban matando los pies!

4. Mientras paseas por el bosque, encuentras a un sapo enorme. ¿Qué haces?

a) Le doy un beso. Seguro que se convierte en mi príncipe azul.
b) ¡Qué asco! El beso se lo envío con la mano. Y ya tiene más que suficiente.
c) Sigo mi camino, no vaya a ser que si le doy un beso me vaya yo a convertir en una rana.

5. Cómo te imaginas que le darías el primer beso a tu príncipe azul.

a) Un beso laaargo y con los ojos cerrados. ¡Súper romántico!
b) Un beso rápido en la mejilla. Tampoco hay que tomarse demasiadas confianzas en la primera cita.
c) ¿Besos? ¡Ni hablar! Nos damos la mano como buenos amigos y a correr.

A continuación, te ofrecemos las soluciones según el tipo de respuesta que hayas elegido.

Mayoría de respuestas «a»: la princesa ideal

Eres la princesa perfecta. Seguro que hay un montón de caballeros que suspiran por ti, aunque también es enorme el grupo de sapos que están esperando un beso tuyo.

Mayoría de respuestas «b»: la princesa guerrera

No necesitas ni un caballero ni a ninguno para salvarte. Te bastas tú sola. Puedes enfrentarte a cualquier peligro, aunque al ser tan desconfiada es posible que no permitas que ni se te acerque tu príncipe azul.

Mayoría de respuestas «c»: la princesa quejica

Eres de las que piensan que ser princesa resulta tan peligroso como agotador: dragones, sapos besucones, caballeros que quieren salvarte… ¡Uff, qué pereza! Casi mejor, deja tu cargo de princesa a otra chica más sacrificada.